jueves, 18 de mayo de 2017

Cambio de formato


Como ya intuiréis por el título de este post, debido a la falta de tiempo, tendré que adaptar el formato de los comentarios literarios.

A partir de ahora haré una breve reseña de los libros que vaya leyendo. Quizá en algún libro puntual le dedique un poco más de tiempo.

Los que viene a continuación, representan los libros leídos de lo que llevo de año del número 16 al 19.

Retrato de un matrimonio

Autor: Nigel Nicolson
Traductor: Óscar Luis Molina.
Ed. Random House Mondadori.
327 páginas. ISBN: 978-84-264-1893-7.

Libro llevado a cabo por uno de los dos hijos de este peculiar, extravagante y maravilloso matrimonio.

Esta novela ha saciado toda la curiosidad que tenía de descubrir las vicisitudes de la vida de Vita.

Quizá he echado de menos más extensión sobre la relación e intercambio de cartas que se hacía con Virginia Woolf, pero no es más que un detalle. La novela se hace muy llevadera (aunque a menudo son fragmentos largos de cartas).

Si quién lee este post de lecturas múltiples tiene cierta curiosidad por este tipo de cotilleos de alta cuna, sin lugar a dudas este libro le resultará exquisito.



Curs de feminisme per a microones

Autora: Natza Farré
Leído en el idioma original de la autora.
Ed. Ara Llibres
Primera edición, septiembre de 2017


Un libro fresco pero contundente. 

Mediante un humor punzante Natza nos conduce hacia un "curso" de feminismo, con ejemplos que pasan demasiado a menudo e incluso con preguntas que van a examen.

Curiosísimo el apartado de refranes populares MUY machistas catalanes, no tienen desperdicio.



Tothom hauria de ser feminista

Autora: Chimamanda Ngozi Adichie
Traductor: Scheherezade Surià
Publicado el 18 de mayo de 2016

Gracias al libro de Natza, tuve la oportunidad de conocer y leer     este libro corto sobre feminismo.

Se agradece leer otro tipo de feminismo que no sea el caucásico y capitalista. Este libro se ha formado a partir de un discurso que   hizo la autora.

Resulta que en las escuelas de Suecia es lectura obligatoria.
Igual que aquí ¿verdad? 




Carol

Autora: Patricia Highsmith
Traductor: Isabel Núñez, Jose Aguirre
Primera edición: 1952, publicado como El precio de la sal 

Es la tercera vez que leo esta novela y, conforme voy madurando, le veo más matices y apreciaciones.

Probablemente no fue la primera novela con final feliz lésbico de la historia de la literatura pero sí fue la que más repercusión tuvo en la época de los 50-60.

La primera edición en tapa dura tuvo un éxito más que modesto. Fue gracias al boca a boca cuando al publicarse en edición de bolsillo se vendieron más de 1 millón de ejemplares.

Todo un hito.


La autora tuvo que utilizar un pseudónimo (Claire Morgan) para poder publicar la novela, ya que le aconsejaron que si no lo hacía así, corría el peligro de ser "encasillada" en este tipo de novelas.

Muchxs lectorxs pensarán que es una novela algo lenta y que a Theresse le falta proactividad y asertividad. En mi humilde opinión, creo que Highsmith utiliza una prosa y un desarrollo de los personajes muy adecuados por la época en la que se desarrolla la novela.

Un libro imprescindible.



-



A raíz de la serie "The handmaid's tale" he conseguido el libro en el que esta se basa: el cuento de la criada de Margaret Atwood y será el siguiente que lea.



domingo, 23 de abril de 2017

El sabotaje amoroso / Ni de Eva ni de Adán / La nostalgia feliz

Como en los libros de Metafísica de los tubos y Estupor y temblores me quedé con las ganas de saber más sobre las novelas autobiográficas de Amélie Nothomb, decidí leer estos tres relatos de manera seguida -aunque en un primer momento me equivoqué de orden- y creo que ha sido una idea enriquecedora.


El sabotage amoroso

Libro publicado en 1993 en Francia, aquí se publicó mediante la editorial Anagrama en 2003.
Traducción de Sergi Pàmies
160 páginas.

Ni de Eva ni de Adán

Publicado inicialmente en 2007 en Francia, aquí se publicó en 2009 vía editorial Anagrama.
Traducción de Sergi Pàmies
176 páginas

La nostalgia feliz

Publicado en 2013 en Francia, traducido aquí en el 2015 por la editorial Anagrama (cómo no).
Traducción de Sergi Pàmies (no os lo esperábais, ¿verdad?).
144 páginas.



Si unx lee los 3 libros seguidos, puede percibir una agradable continuidad cronológica. 
Como creo haber comentado ya alguna vez, la autora tiene una manera de redactar los libros que o laos odias o te encantan. Al permanecer a la segunda categoría, sus "excentricidades" literarias me alientan a seguir descubriendo el pasado de la autora mediante su peculiar punto de vista, a través de la ficción autobiográfica.



En la primera novela, El sabotage amoroso, la autora nos explica cómo era su vida a los 7 años, cuando estuvo viviendo  en China debido al trabajo de diplomático de su padre.

Es increíble la imaginación que tenía ya de pequeña -como nos demostró en su novela Metafísica de los tubos- y aún más sorprendente la "guerra" que crearon junto a sus compañeros de clase/escuela. Gran parte del libro consta de explicaciones con todo tipo de detalles de los juegos -bastante fuertes, a menudo crueles- en los que participaba. 

Ya avanzado el libro, nos narra qué sintió cuando vio a su primer amor: una niña, algo mayor que ella. Verlo a través de los ojos de una niña no deja de ser divertido, incluso te hace sentir cierta nostalgia de la infancia pasada.

Poco habla la autora de cómo vivían en China, sólo hace algunas pinceladas al acabar el libro. Los motivos por los cuales no lo hace son lógicos y comprensibles, describir este país a menudo demasiado extenso equivaldría a mínimo 20 libros de los que suele redactar la autora.

Es un libro que, como todos los de ella, se lee fácil y es ameno. Aunque quizá es el libro -de los 3- que menos me ha entusiasmado, algunas descripciones de la denominada "guerra" y lo que se hacían entre ellos los niños se me han hecho algo pesadas.



En la segunda novela, Ni de Eva ni de Adán, nos explica largo y tendidamente su relación de más de 2 años con un chico japonés "Rinri", a los 21 años de esta. 

Este relato es incluso más entretenido de leer. Las situaciones en las que se encuentra Nothomb son a menudo divertidas y vergonzosas. Imaginártela en según qué conversaciones resulta hilarante. Con el chico nipón llegaron a estar comprometidos -de alguna manera, ella se refiere a ello como "noviazgo"- y la manera en la que escapó literalmente de él resulta sorprendente.

El amor que siente por Japón se desprende en cada palabra que utiliza al describir los paisajes en los que se encuentra, te dan ganas de conocer y recorrer el monte fuji.

Si a parte del libro tenéis curiosidad de saber algo más, se estrenó hace unos años la película basada en la novela, Romance en Tokyo, aunque esta parece distar mucho de la tónica más bien divertida del libro a favor de un amor edulcorado más bien empalagoso.



La nostalgia feliz nos sitúa décadas después, cuando la autora ya cuenta con 44 años. Precisamente las primeras páginas narran la conversación telefónica con "Rinri", el chico japonés con el que Nothomb tuvo una relación, explicada en el libro anterior.

Por diferentes motivos, Nothomb es invitada a ir a Japón para rodar un documental sobre su relación con el país nipón. Todo lo que nos explica la autora en su relato, nos la tenemos que imaginar rodeada de personas grabando su voz y su imagen.

Hace parada en todos los lugares importantes para ella y, en los primeros días, procede a hacer una visita a Fukushima: le causará impresión a ella in situ y a los lectores a través de sus sensaciones, increíble. Es un proceso duro y bonito en el cual nos hace partícipes a lxs lectorxs, es de agradecer.

Este libro me ha hecho (casi) llorar, me ha divertido y me ha ayudado un poco más a entender la manera de ver las cosas de Nothomb.

Recomiendo los 3 encarecidamente si unx quiere aprender peculiaridades y costumbres de Japón vistos a través de los ojos de esta fascinante autora. Mi "ciclo" Nothomb acaba aquí este año aunque probablemente seguiré sus novedades literarias de cada año.

-

El siguiente post tratará sobre Retrato de un matrimonio de Nigel Nicolson, hijo de mi querida Vita Sackville-West.


viernes, 7 de abril de 2017

Feminisme de Butxaca

Bel Olid

El mes pasado fui a una de las numerosas presentaciones de este libro imprescindible, incluso hice una mini cola para que me firmara el ejemplar que acababa de comprar. De hecho accedió amablemente a hacerse una foto conmigo (sí, no pude evitarlo).

Me gusta leer a autoras tan cercanas geográficamente. A menudo leemos libros que están hechos por personas que viven al otro lado del planeta y eso da cierta sensación de irrealidad e idolatría que no pasaría si fuera tu vecinx. No deja de parecerme curioso.

Creo que ya he comentado en alguna ocasión que admiro muchísimo a las personas que saben varios idiomas. Soy de esa clase de entes que tienen tendencia a ser muy obtusos en el aprendizaje de nuevas lenguas y me maravilla la capacidad de otrxs de adquirir pronto un nuevo lenguaje. En este caso Bel ha traducido libros escritos en inglés, alemán, francés, italiano y castellano. Casi nada, ¿verdad?.

A parte de su idiomática prolífica (¿existirá eso?), Bel es una figura abiertamente feminista, que emplea un discurso claro y directo. Hay pocos ejemplos de estas características en Catalunya -sí, sin "ñ"- y mucho menos en la península.

A parte de traducir, también ha publicado libros y cuentos a partir del 2008. Y, por lo que he podido leer, se le da muy bien.

Feminisme de butxaca

Bel Olid
9 Grup Editorial, edición Angle Editorial
Primera edición: febrero 2017
ISBN: 978-84-15307-59-4


El libro empieza fuerte con un simple enunciado: "ser y no ser" (niño/niña). A través de este se nos plantea si unx nace o se hace. La importancia de las connotaciones  que acarrea ser "hombre/mujer" (sólo este binomio, no se puede ser otra cosa, ¿o sí?).

Hace un repaso a estudios que se han hecho, la importancia que tiene para un recién nacido ser una cosa u otra (o no estar en ninguna de las dos) para su crecimiento y el trato que tendrá de la sociedad.

Es increíble lo que un sólo color puede hacer en la percepción de las personas. Que el azul denote poder y fuerza y que el rosa haga florecer la belleza y simpatía de la persona, de marea mágica.

No sé si os ha pasado alguna vez que tenéis un concepto/idea en la cabeza y una vez lo quieres transmitir de manera verbal todo se queda en un cómputo de vocablos turbios que no tienen sentido.

Pues eso mismo es lo que demasiadas veces me ha pasado con el feminismo.

Intentas encontrar palabras y ejemplos para refutar el comentario indignante de alguien o algo. Y no hay manera. Te sientes frustradx contigo mismx y desearías tener algún apoyo para superar esas barreras conceptuales.

Este libro es, como bien indica la portada, un "kit de supervivencia". Habla acerca de temas actuales, de situaciones que todxs hemos vivido.

Trata de conceptos recurrentes en la sociedad que se tergiversan, también de la culpabilidad hacia las víctimas de violencia de género y no de la de los agresores.

Es un libro que se lee en un suspiro, no hay ni una palabra que sobre -ni que falte-, es muy interesante la manera que tiene de explicar las estadísticas, poniendo énfasis en la información importante y no en la que los medios de comunicación quieren dar relevancia.

Verbaliza pensamientos que hemos tenido muchas veces, habla de una metralleta metafísica con la cual nos podemos desahogar y no por ello mataremos a alguien. Es un descanso acabar de leer el libro y saber que hay alguien que piensa como tú (o que incluso va más allá, ya que lo hace de manera aguda y divertida).

Si pienso en este libro siento que es una muy buena base para adentrarte en el mundo del feminismo sin prejuicios, te da la chispa para encender tu curiosidad. Y lo hace dejando atrás la mala publicidad que hacen los medios y la sociedad ante el feminismo. Cualquiera diría que da miedo.

Recomendable 100%, sin ninguna duda.


-


En el siguiente post comentaré 3 libros de Amélie Nothomb, los cuales tienen un orden cronológico autobiográfico de la autora.
















viernes, 31 de marzo de 2017

A Virginia le gustaba Vita

Pilar Bellver

Una vez acabé este interesantísimo libro, me picó la curiosidad por saber más de la autora - sí, busco lxs autorxs luego, soy así-. Lo que más me ha llamado la atención de su biografía, es el altruismo de la autora. 

Bellver creó esta página web para compartir con las otras personas sus obras ya publicadas en papel (y que, al estar ya agotadas, no tienen derechos editoriales). ¿Qué autorx hace esto? ¿Quién da libre acceso a sus "retoños" sin ánimo de lucro? Impresionante, de verdad. Su percepción que tiene de la vida me entusiasma, me hace volver a creer - durante un par de segundos- en la humanidad. Sin duda éste no será el único libro que lea de ella.

Tengo la certeza de que cada vez que descubro una nueva autora, un mundo de nuevas lecturas y aprendizajes se abre. Probablemente no llegue a leer TODO lo que me he propuesto en la vida, pero el recorrido ya es una meta en sí mismo.

A Virginia le gustaba Vita

Pilar Bellver
Segunda edición: octubre de 2016.
Edición de Dos Bigotes.
ISBN:978-84-945170-7-5 

He de reconocer que el tándem Virginia-Vita es demasiado atrayente. Quizá esta atracción disminuyó cuando acabé de leer la biografía de Quentin Bell sobre Virginia, ya que este tendió a minimizar la relación, atracción y los sentimientos que había entre ellas. Puede que no lo hiciera a propósito realmente, pero sí que reiteradamente se refiere a Virginia como una persona "frígida" (aunque este término lo utilizó Vanessa, influenciada por un comentario desafortunado que hizo Clive Bell).

Este libro, por decirlo de alguna manera, no tiene un formato convencional. El formato que se utiliza es: partiendo de la base de un intercambio de cartas entre Virginia y Vita (con relato inventado basándose en cartas originales, reales), la autora nos instruye en su contexto y los sentimientos que probablemente crearon este intercambio de cartas reales. 

Bellver nos da mucha información de todo su mundo, aportando curiosidades que no se suelen explicar. Este libro hace más tangible, más física la relación entre las dos. Digamos que me ha "curado" de la sensación extraña que me dejó la biografía de Quentin Bell.

Constantemente hace referencia a Retrato de un matrimonio de Nigel Nicolson, en el cual el hijo del matrimonio formado por Vita Sackville-West y Harold Nicolson narra las mil y una aventuras y vicisitudes que hubo en el matrimonio de sus padres. Como os podréis imaginar, me picó mucho la curiosidad y actualmente ya lo tengo en mis manos preparado para leer, en las próximas semanas le dedicaré el tiempo que merece.

Pero lo que me ha gustado más del libro no es la interpretación e instrucción del mundo Woolf-Sackville-West de la autora. Lo que más me ha apasionado ha sido el "apéndice". A menudo estos son tan aburridos y densos que una no se los acaba leyendo, pero este es el más original e interesante que me he encontrado hasta ahora.

La autora simula una conversación entre una tía y su sobrina para acabar de explayarse en aspectos que en el propio relato quedaban incompletos. Ha sido un "cotilleo distinguido" en toda regla. ¿Y lo bien que lo pasamos sabiendo más de los personajes que nos apasionan?.

Creo que si alguien se siente atraído por el tándem explosivo de estas dos mujeres interesantísimas, este libro es un "must read" sin lugar a dudas. Lo recomiendo encarecidamente.


-

Estas semanas, a parte de leer el libro del que acabo de hablar, también he acabado Grotesco de Natsuo Kirino (de más de 600 páginas). Me ha dejado un sabor de boca extraño. En ocasiones, demasiadas, me ha costado leerlo y me han indignado reiteradamente varios patrones y situaciones que se van sucediendo en el libro. Así que he decidido que no haré un post sobre él de momento. Quizá más adelante.


jueves, 9 de marzo de 2017

Los huéspedes de pago

Recuerdo perfectamente el momento exacto en el que conocí a Sarah Waters: a través de tv3 (televisión pública catalana) con la adaptación de la BBC de Tipping the Velvet (El lustre de la perla en español) junto a mi madre, con la cual aún no había salido del armario. Os podéis imaginar el momento incómodo cuando la historia empieza a desarrollarse para ser una narrativa lésbica. No sabía donde meterme, así que al final opté por huir e irme a dormir (aunque me había quedado con las ganas de saber cómo continuaba la historia, obviamente).

Como siempre he tenido el don -o la desgracia- de la curiosidad, empecé a indagar por internet (este internet que se activaba con un ruido horrible del router, ¿sabéis a lo que me refiero, verdad?) y visualicé clandestinamente la serie -qué aventurera me sentía... dulce juventud-. Y tuve el mes/meses Sarah Waters. Me leí prácticamente todos sus libros -excepto El ocupante que me quedé a la mitad, no me gustan nada las novelas de miedo, mi imaginación hace demasiado real el miedo y luego no puedo dormir, literalmente, durante semanas- y todas las series adaptadas sobre los libros, de la BBC por supuesto.

De hecho ya están tardando los productores de la BBC en anunciar la nueva adaptación del libro sobre el que os voy a hablar hoy: Los huéspedes de pago.

Los huéspedes de pago


Si quieres leer el libro sin "spoilers", no leas más.


Si hay un aspecto en el que destaca Sarah Waters es el de el entorno literario: la descripción del lugar en el que se encuentran sus personajes, su época y su personalidad.

Otro aspecto es el de dar un giro en una trama que parecía segura y sin sobresaltos en cuestión de un párrafo. Cosa que provoca estupefacción y sorpresa, de manera muy positiva.

Habitualmente este tipo de sorpresas me gustan, aportan frescura a sus novelas y las ganas de saber "qué pasará" aumentan significativamente. Siento decir que este último libro ha tenido un efecto totalmente distinto.

Creo que me ha provocado desaliento y pereza. Escribir estas palabras sobre Waters casi me parecen blasfemia, ya que es una autora a la que admiro mucho y sigo desde hace más de una década; pero esas han sido mis impresiones sobre este último libro.

Me explico: la primera parte del libro y la segunda (tiene 3) muestran el inicio de un romance entre nuestra protagonista Frances y Lilian, la huésped de pago (o inquilina) que vive con su marido en la parte de arriba de la casa de la familia de Frances.

La descripción es muy adecuada, permite situar muy bien a la persona lectora.

Las relaciones que se van estableciendo entre los personajes se forman de manera natural. El pasado y el presente confluyen bien y unx se siente confortable con la lectura.

Después del suceso de la muerte del marido de Lilian por esta misma me da la impresión que el libro se tuerce, y de qué manera.

La narración se vuelve un bucle bastante pesado y reiterativo. La motivación por leer cómo continua la historia baja en picado -como mínimo a una servidora- y, una vez se llega al final, este no deja de ser agridulce por todo lo que ha pasado y por lo que tendrán que arrastrar durante toda la vida las protagonistas. Demasiada ambigüedad, dramatismo e histerismo. Las protagonistas no me han parecido suficientemente fuertes ni atractivas.

¿Creéis que mi opinión es demasiado "extremista" en lo negativo o estáis de acuerdo?

Me encantaría saber vuestra opinión.

¡Nos leemos!


lunes, 27 de febrero de 2017

Metafísica de los tubos

Como todos los libros autobiográficos, este tiene toques de invención y reflexiones que seguro que se llevaron a cabo posteriormente. Pero aún así, la autora coge de la mano a la persona lectora para mostrarle su vida de los 0 a un poco más de los 3 años.

Con el libro del anterior post, tiene en común los toques de humor que dan pie a situaciones duras, que te hacen reflexionar.

8/45

Metafísica de los tubos

144 páginas.
Leído en formato epub. 
Traducción Sergi Pàmies.
Ed. año 2000.

Lo que más llama la atención de este libro son las diferentes auto percepciones por las que pasa la protagonista: primero cree que es Dios y sobre los 2 años cree que es Jesús.

La misma autora afirma que de los 0 a los 2 años no recuerda nada, pero sí hace una interpretación de sí misma a través de lo que le contó su familia: durante este tiempo era un "ente" que se alimentaba y hacía sus necesidades, mirando hacia un lugar muy lejano, profundamente y con los ojos muy abiertos. De hecho su familia le llamaba "la planta".

A partir de los 2 años pasa de no hacer aparentemente nada a estar muy enfadada y se pasa las horas gritando. De la apatía a la irratibilidad.

No habló ni una palabra, no gateó ni caminó ni interactuó con nadie hasta un suceso vital para ella: el descubrimiento del chocolate. Y no cualquiera: el blanco hecho en Bélgica. ¿Quién puede resistirse a ello? Desde luego yo no.

Y así es cómo nos explica la autora la revelación que le dio su abuela paterna (que poco después moriría) a través del placer por la comida. A partir de entonces pasa de pensar e interactuar consigo misma -que lo hacía, sólo que no lo mostraba- para hablar japonés y escoger, de manera muy cuidadosa, las primeras palabras en francés.

Durante todo el libro se nos explica cómo era su relación con una de sus "nana", qué admiración sentía por su hermana mayor, cómo le tiene manía a su hermano mayor, cómo le salvó la vida Hugo -el hijo de un amigo de la familia- , cómo eran su madre y "el responsable de sus días"...

En las últimas páginas del breve libro nos explica un suceso cuando esta tenía 3 años que te ayuda a entender la manera que tiene de ver la vida la autora.

Este también es un libro con una prosa directa y con toques muy especiales de la autora. Me gusta esta manera de narrar y espero que a vosotrxs también.

El siguiente libro que leeré es una novedad editorial de hace muy poco pero como fan de la autora siento la necesidad de leer: Los huéspedes de pago de la gran Sarah Waters.

¡Nos leemos!



domingo, 26 de febrero de 2017

Estupor y temblores

La familia de Amélie Nothomb, la autora de este librito breve pero intenso, era de procedencia belga (parte francesa), pero ella nació y creció en Japón.

Como muy bien me informó Hiro, esta escritora que desde 1992 publica un libro cada año, hace dos tipologías de libros: las novelas y las autobiografías con toques de humor. Este libro nos cuenta las vicisitudes que tuvo al entrar a trabajar en una empresa Japonesa durante un año. 

El siguiente libro que quisiera leer se trata de Metafísica de los tubos el cual nos explica la vida de la autora de los 0 a los 3 años.

Estupor y temblores

143 páginas
Ed. Anagrama, 2004 
Traducción de Sergi Pàmies (del francés)
ISBN: 84-95971-19-4

Es un tipo de prosa que te atrapa desde la primera sílaba. Durante el libro se leen las descripciones indispensables para situar a la persona lectora. Es un libro directo y refrescante. 

Con muchos toques de humor, -que me procuraron más de una carcajada en los ferrocarriles, cosa que suscitó muchas palabras interrogantes. Mi risa no es sutil, por así decirlo- la autora te traslada a su lugar de trabajo y te hace ver e imaginarte las conversaciones que tiene consigo misma ante las situaciones que se va encontrando.

A parte del valor que tiene como libro, también describe ciertas creencias y tradiciones japonesas que anteriormente desconocía. 

Una vez se va desarrollando el relato, unx va conociendo qué incomoda a las personas niponas: qué suscita quejas (como por ejemplo, el sudor), en situaciones laboralmente injustas no se ve la más leve confrontación, aunque estas lleguen a ser crueles, largo etc.

Según la visión del libro, unx puede pensar que el respeto por el trabajo y/o tu superior suscita una falta de carácter o de autoestima. Aunque reiteradamente los compañeros laborales de la protagonista vean que esta no está siendo bien tratada o vean que se le están infringiendo "castigos" o trabajos a todas luces desagradables, esto no provoca ningún tipo de queja. La autora narra este tipo de situaciones de manera leve y a menudo cómica, pero no deja de ser indignante.

El libro tiene un final agridulce en cierta manera, pero la autora deja ver que con el paso del tiempo esta sensación se desvanece y te queda una sutil sonrisa al pensar que gracias a las vicisitudes que se encontró, la inspiraron para que, unos años después, este libro le hiciera ganar el Gran Premio de novela de la Academia Francesa.

¿Qué os ha parecido a vosotrxs?

¡Nos leemos!